Los diferentes tipos de dolor de hombro

13 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman
La complejidad del hombro hace que un dolor en esta zona pueda tener numerosas causas.
 

El hombro es una estructura compleja, en la que convergen varios tejidos distintos. Además, tener la movilidad que nos proporciona esta articulación requiere que todos estos tejidos funcionen correctamente y de manera coordinada. Cualquier alteración puede dar lugar a la aparición de dolor de hombro, por lo que hay múltiples causas. Abordemos las más frecuentes.

El hombro

Para entender de dónde puede surgir el dolor de hombro, hagamos un breve repaso anatómico de este. El complejo articular del hombro consta de tres huesos: húmero, omóplato y clavícula. Así pues, el hombro se ve afectado por el brazo, la espalda y la parte frontal superior de nuestro tronco.

Además, para mantener la cabeza del húmero firmemente en la cavidad del omóplato, tenemos una serie de músculos con sus correspondientes tendones. Y tanto esta articulación como la unión del omóplato y la clavícula tienen su correspondiente cápsula articular, encargada de recubrir, proteger, estabilizar y lubricarlas.

Por último, también tenemos varios ligamentos que sostienen ambas articulaciones y ayudan a que los movimientos sean naturales.

Dolor de hombro

Para añadirle otro grado de complejidad al dolor de hombro, también cabe recordar que puede ser dolor externo o irradiado. Es decir, que haya otra estructura afectada pero nosotros notemos molestias en el hombro, aunque sus estructuras estén sanas.

 

Dolor local

Empecemos analizando las causas del dolor de hombro que se originan en la misma articulación:

  • Tensión en la musculatura del cuello. Las personas con una mala postura corporal pueden tener demasiado tensionados los músculos del cuello y de la parte superior del tronco. Entre estos se incluyen varios que se insertan en el húmero o la clavícula.
  • Daño traumático en los músculos o huesos. Un sobresfuerzo al entrenar o una caída pueden lesionar alguna de estas estructuras y causar dolor.
  • Inflamación de la cápsula articular. La inflamación de este tejido blando y el líquido que lleva dentro se denomina bursitis, y puede deberse a esfuerzos repetitivos en mala postura o a una lesión aguda. Otra patología relacionada con la cápsula articular es el llamado hombro congelado, que limita su movilidad.
El dolor de hombros puede tener diferentes causas.

  • Tendinitis, también por sobreesfuerzo o esfuerzos repetidos de manera prolongada. Los tendones se inflaman y causan dolor al ser utilizados.
  • Inestabilidad articular. Si sufrimos una luxación de hombro, en la que el húmero se sale de la cavidad del omóplato, se debilitarán los tejidos circundantes. Esto nos hará más propensos a sufrir subluxaciones, en las que el hueso se sale parcialmente. La luxación será más evidente, pero una subluxación puede causar dolor sin ofrecer una sintomatología tan clara.
 
  • Artritis y artrosis. A causa de la edad, las estructuras corporales serán más propensas a sufrir estas patologías. Un desgaste acumulado por el uso continuado durante varias décadas puede acabar afectando a las articulaciones, tanto inflamándolas (artritis) como haciendo que se acorte el espacio entre ellas y acaben rozando (artrosis).
  • Cáncer o infecciones. De manera mucho menos frecuente, también se puede dar el caso de que una de estas dos patologías nos ocasione el dolor.

Dolor referido

En cambio, si nos realizamos pruebas médicas para determinar el origen del dolor y no aparecen lesiones de tejidos internos, debemos buscar una causa a distancia. En este apartado hay que hablar de los siguientes casos:

  • Dolor transmitido a través de un nervio. Un problema en las raíces nerviosas del cuello puede ocasionar dolor en el hombro, además de síntomas como hormigueo en las manos.
  • Dolor causado por órganos internos. Las patologías del corazón, el abdomen o los pulmones también pueden causar dolor de hombro. En estos casos, el dolor no empeora al movilizar la articulación.
Debido a que tiene en cuenta la capacidad regenerativa del cuerpo humano, la cinta kinesiológica es cada vez más usada por los deportistas profesionales.
 

Diagnóstico diferencial del dolor de hombro

Es importante acudir a un especialista si desconocemos el origen del dolor de hombro. Podemos acudir a un médico, quien nos puede ayudar con pruebas como las radiografías o las resonancias magnéticas. Las radiografías nos ayudarán a descartar problemas óseos, mientras que en las resonancias se detectan patologías relacionadas con los tejidos blandos.

Por otra parte, también podemos acudir al fisioterapeuta. Las pruebas musculares y articulares que conocen estos profesionales nos indicarán si se trata de un problema que ellos puedan tratar o si debiéramos acudir a otro especialista. En el caso que se trate de una afección muscular, podrán averiguar exactamente qué músculo está afectado e indicarnos la mejor manera de tratarlo.

 
  • Aguilera Eguía R. A., Zafra Santos E. O., Araya Quintanilla F. A., Gómez Carreño L. E., Soto Aliaga J. X., Vargas Varga A. et al . Uso del taping en el manejo clínico de sujetos con pinzamiento sub-acromial: revisión sistemática. Rev. Soc. Esp. Dolor  [Internet]. 2014  Feb [citado  2019  Dic  03] ;  21( 1 ): 39-49.
  • Regí Bosque Meritxell, Villar Balboa Iván. Cervicobraquialgia: síntoma inicial del Síndrome de Pancoast. Rev Clin Med Fam  [Internet]. 2013  Feb [citado  2019  Dic  03] ;  6( 1 ): 51-53.
  • Udaondo Cascante M. A., Teresa Romero G. de, Casado Vicente V.. El hombro doloroso a través del razonamiento clínico. Medifam  [Internet]. 2003  Mar [citado  2019  Dic  03] ;  13( 3 ): 68-72.