Actúa sobre el cerebro para mejorar el rendimiento físico

27 Junio, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Rubén Guzmán
Efectivamente, aquellos deportistas que poseen un buen dominio de actividades cognitivas también suelen ser mejores en sus disciplinas. El cuerpo es un todo y el vínculo entre mente y cuerpo hace nutrirse a los dos entes por separado.

¿Entrenar el cerebro puede mejorar nuestro rendimiento físico? Cada vez que se produce un gesto deportivo, la emisión de dicha orden se lleva a cabo en el cerebro. Si aplicamos tareas mentales repetidas veces y progresamos en su complejidad, el cuerpo mejorará sus enlaces neuronales. De este modo, la actividad cerebral mejorará y podrá proyectarse en el rendimiento físico.

Funcionamiento de las órdenes cerebro-cuerpo

Antes y después de cualquier movimiento humano, el cerebro hace millones de cálculos. Estos cálculos están ligados a su capacidad para predecir la acción. Cada vez que repetimos un gesto deportivo, proporcionamos información al cerebro y su memoria; de esta forma, se consigue perfeccionarlo.

El papel de sentidos como la vista o el tacto es importante para este sistema. Por lo tanto, cada entrenamiento, ejercicio o actividad, aumenta nuestra experiencia y las cualidades ante futuras repeticiones de un mismo acto.

La conexión entre el cerebro y los músculos para ejecutar acciones se establece en las motoneuronas, a través de una compleja red de nervios. Precisamente, esa capacidad para movernos nos ha llevado a evolucionar y sobrevivir como especie.

Entrenamiento cerebral para mejorar el rendimiento físico

Según estudios sobre las tareas ajenas al deporte en deportistas profesionales, los resultados esclarecían que aquellos que poseían un dominio mayor de la actividad cognitiva en actividades como leer, escribir, estudiar o desarrollar una profesión eran quienes obtenían mejores resultados en su modalidad deportiva.

Más allá de ello, ya no solo obtenían una mejor condición física, sino que también se esforzaban por experimentar día a día emociones positivas. Estas les hacían afrontar el ejercicio físico de forma optimista.

Supera tus miedos a entrenar concentrándote en ti misma y en tus objetivos.

Dicho esto, podemos concluir que un deportista que desarrolla habilidades cognitivas paralelas a las motrices sufre una transferencia positiva a la realización de dichas actividades deportivas.

Propuestas para entrenar el cerebro

Las actividades para conseguir este objetivo son casi infinitas: es posible jugar a un videojuego, leer, escribir o memorizar patrones de forma esquemática. También es propicio desarrollar capacidades artísticas como el arte pictórico o construir objetos.

Es aconsejable buscar pasatiempos paralelamente a vuestra actividad deportiva y comprobaréis los beneficios al volver a practicarla. Por supuesto, es importante evitar en la medida de lo posible que las nuevas tecnologías realicen tareas por vosotros.

Imaginad por ejemplo el uso del GPS. Nuestro cerebro ya no memoriza las rutas ni se predispone a llevar procesos mentales para tales fines; simplemente lo tiene al alcance gracias a estos dispositivos. No estimular en su totalidad el cerebro y sus procesos mentales conlleva su deterioro.

Las dobles tareas

El sistema de dobles tareas que aplican los entrenadores profesionales a sus deportistas o pacientes en rehabilitación se basa en la exposición a varios estímulos no relacionados directamente.

Una práctica positiva para entrenar estas cualidades mentales se puede lograr al colocar al deportista delante de una pantalla de ordenador en la que un programa muestra objetos aleatorios. Una vez finalizado el ejercicio, el individuo debe contabilizar los objetos que haya podido ver en el monitor.

La dificultad radica en que esto se hace mientras se realiza un ejercicio característico de su deporte. Puede ser el manejo de un balón con los pies para un futbolista o botar el balón para un jugador de baloncesto.

Dicho sistema ha resultado ser ideal para la mejora deportiva, y es por ello que lo aplican muchos profesionales del deporte. Podríamos decir que, cuantos mas estímulos externos sea capaz de monitorear el cerebro y actuar ante ellos o despreciarlos, mayor será la actividad cerebral. Las dobles tareas son un gran entrenamiento cerebral para mejorar el rendimiento físico.

El manejo de las emociones

No solo para un deportista, sino también para cualquier persona, el manejo de las emociones es indispensable. Emprender una actividad con motivación nos llevará a realizarla al 100 %.

Por el contrario, hacerlo con desgano conducirá a que nos impliquemos pobremente en ella. Las propias emociones mentales que experimenta el cerebro se trasladan a nuestro rendimiento físico diario.

Ejemplos de descontrol emocional

Cuando un deportista profesional se deja llevar por la ira y realiza una entrada agresiva a un rival, obtiene una repercusión negativa, la cual es su expulsión del partido.

La sensibilidad emocional afecta con frecuencia nuestras acciones.

Si extrapolamos este ejemplo al campo del ocio y la salud, si una persona deja que le afecten los estresores externos no rendirá igual al practicar ejercicio, e incluso posiblemente se ausente a las sesiones.

La variedad es clave para mejorar el rendimiento físico

¿De qué sirve un cuerpo prominente si no se ha cultivado consecuentemente el cerebro? El mismo principio se puede aplicar también a la inversa. Lo ideal es abarcar varias actividades de diferentes exigencias para el cuerpo; de esta forma, no tendremos carencias en el sector físico ni en el mental.

La fisiología humana es agradecida en este aspecto; mejora algo en ella y verás cómo otras áreas se sienten reforzadas. Como decía Aristóteles, ‘el todo es mayor que la suma de sus partes’.

  • Giorgia Cona; Annachiara Cavazzana; Antonio Paoli; Giuseppe Marcolin; Alessandro Grainer; Patrizia Silvia Bisiacchi. 2015. It’s a Matter of Mind! Cognitive Functioning Predicts the Athletic Performance in Ultra-Marathon Runners. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0132943
  • Bettina Wollesen; Klaus Mattes; Sören Schulz; Laura L. Bischoff; L. Seydell; Jeffrey W. Bell; Serge P. von Duvillard. Effects of Dual-Task Management and Resistance Training on Gait Performance in Older Individuals: A Randomized Controlled Trial. doi: 10.3389/fnagi.2017.00415
  • Cristina Sáez. El cerebro y el deporte. https://cristinasaez.files.wordpress.com/2011/07/deporte-y-cerebro.pdf
  • William Ramírez Silva. La neurocognición en los procesos de entrenamiento deportivo. Universidad de San Buenaventura. http://viref.udea.edu.co/contenido/publicaciones/memorias_expo/entrenamiento/neurocognicion.pdf